domingo, 7 de octubre de 2012

Me presento


Un desastre madre. O madre desastre. Esa soy yo.

De ahí el nombre del blog. No es sólo que no sé cocinar, no había puesto nunca una lavadora hasta hace poco, soy daltónica para el estilismo y no me gustan demasiado los niños, no. Es que además, sin meditarlo mucho, agarro y traigo al mundo dos churumbeles en 2 años.

Ea, no vayamos a aburrirnos;
que así juegan juntos;
que será duro al principio, pero luego se crían solos;
que los llantos en estéreo tienen más "encanto";
que... a quién voy a engañar, que no lo pensé mucho.

Pero es que además, para más "inri" como diría mi abuela, después de mucho navegar y de mucho leer sobre el tema, mis ideas sobre crianza se han asentado muy cercanas a la conocida como crianza con apego (osease, quiero ser una madre flowerpower toda amor, parto natural, piel con piel, teta y mimos, que se lee todos los libros de Rosa Jové y Carlos González, y que no deja llorar a su hijo, no le grita, respeta sus ritmos y sus necesidades afectivas). Ahí es ná.

Pero si no soy capaz ni de hacer bien un bizcocho, ¿cómo voy a conseguir todo eso?

Nada, nada. En lugar de acobardarme, voy y solicito una excedencia laboral para ser madre full-time. De nuevo sin meditarlo mucho, claro. Que si no, no se explica que una madre desastre que no sabe freír un huevo, que adora su trabajo y que tenía un instinto maternal más bien justito, haga semejante cosa.

Será que la maternidad me ha vuelto loca. O será que mis dos pequeños han puesto patas arriba mi vida, la han llenado de alegría y me han transformado por el camino (aunque sigo sin saber freír un huevo).

El caso es que aquí me hallo. Embarcada en mi proyecto personal "mamá-ama de casa a tiempo completo", intentando criar con todo mi cariño y mi esfuerzo a mis hijos. Llevo un mes. He llorado tres veces, casi me tiro por el balcón dos veces, he gritado casi todo el tiempo y al final he decidido abrirme un blog a ver si me desahogo un poco. 

4 comentarios:

  1. Hola! me ha enganchado tu nombre, me siento identificada! vengo y veo que el blog está empezando! te deseo lo mejor! mamá a tiempo completo! que aventura, te confieso que las horas de guarde, aunque esté trabajando, para mi son und descanso que me hacen cogerla con más ganas!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Uma! Bienvenida. Yo te sigo desde hace tiempo, aunque haya comentado poco en tu blog.
      Es cierto que la guardería o el cole dan un descanso a las madres agotadas. Y salir a trabajar, interaccionar con otros adultos, sienta bien. En cualquier caso, cada familia tiene sus circunstancias y siempre es una decisión difícil.
      Gracias por comentar, espero que sigas visitándome. Un abrazo.

      Eliminar
  2. jejejejejejeje.

    ante todo bienvenida a este mundo de internet :)

    he leído este post y no he podido dejar de reirme, ,me encanta q te tomes estas cosas con humor (con humor aquí, q luego en la vida real tenemos ganas de subirnos por las paredes a ratos).

    por aquí vendré a visitarte.

    saludos;

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sofía. El humor es lo mejor para liberar tensiones después de un día duro, me alegro de que te hayas divertido. Bienvenida.

      Eliminar