jueves, 4 de octubre de 2012

Primer post


Ala, otro blog de maternidad. Qué original.

Lo sé, llego tarde, muy tarde. Me suele pasar, que no estoy “en la onda” (esto se sigue diciendo así, ¿no?) y las modas se me pasan. Cuando me animo a comprarme unos zapatos de punta cuadrada, se empiezan a llevar los de punta redonda. Y así casi todo.

El caso es que llevo mucho tiempo sumergida en la blogosfera maternal, pero sólo como lectora. A veces me apetecía escribir, contar las cosas de mis niños, mis vivencias como madre, mis opiniones sobre éste o aquel tema. Pero no acababa de animarme. Fundamentalmente porque la blogosfera está llenita de gente que cuenta las cosas con más gracia, mejores argumentos y redacción más cuidada que yo. No tengo nada que aportar.

Que me apetece desdramatizar la mala vida que puede dar la maternidad con algún post gracioso sobre las travesuras de mis niños, pues resulta que me encuentro con blogueras  consagradas que ya lo hacen divinamente, como Blog de madre, Hija no hay más que una, la Dra Jomeini o la madre del Gremlin. Por decir sólo algunas, que hay un montón más. No tenéis más que visitar el ránking de Madresfera

Que quiero quejarme del trabajo que me dan mis dos niños, de mi insomnio y mis ganas de tirarme de los pelos por no tirarlos por el balcón. Pues me encuentro con madres de 3 teutones terremotos  o incluso madres de 4 tigresas, a las que les quedan ganas y humor al final del día para hacernos reír un ratito a las demás.

Que me apetece hablar de lactancia, pues encuentro fabulosos post como los de Una maternidad diferente, o los de La mamá vaca, entre muchos otros, y me encuentro sin nada que aportar.

Que quiero hablar de partos, episiotomías, cesáreas, ginesaurios y demás, pues descubro blogs estupendos dedicados al tema, como el de la genial Lady Vaga.

Y así podría seguir con casi cualquier tema que se me ocurra.

Así que, avisados quedan ustedes: no esperen encontrar en este blog nada especialmente original; sólo soy una madre desastre que escribe de sus cosas. Tampoco encontrarán una prosa cultivada; no soy periodista ni escritora, ni siquiera soy de letras. No esperen artículos de revisión de temas de actualidad; no tengo tiempo de documentarme ni de contrastar información. No esperen reír mucho con mis posts; me pasan cosas graciosas, pero no tengo gracia contándolas. En resumen, que además de madre desastre también soy una bloguera desastre.

El motivo que me mueve a comenzar este blog es entonces otro: La catarsis, el desahogo que me proporciona compartir mis experiencias. Y el deseo de formar parte de una “tribu” virtual de madres.

Además, me gustaría dejar un testigo impreso de los avances de mis pequeños, almacenar por escrito los recuerdos bonitos que me deja mi vida como madre. Así que, otro aviso para navegantes: habrá posts edulcorados. Edulcorados y cursis. Porque además de madre desastre y bloguera desastre, también soy un poco ñoña.

Y si después de estas confesiones aún desean seguir leyendo, pasen, lean y, por favor, comenten. Bienvenidos a mi blog.

17 comentarios:

  1. Bienvenida a la blogosfera (otra vez).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ilusión, el primer comentario del blog. Y nada menos que de mi admirada Dra Jomeini. Muchas gracias.

      Eliminar
  2. Querida madre desastre, hoy me ha llamado la atención tu nombre y al entrar en tu blog me encuentro con una mención y todo! Muchísimas gracias ;) No llegas tarde a nada, llegas justo a tiempo. ¡Bienvenida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, la mención te la debía, por todas las risas que me he echado leyéndote. Muchas gracias por tu visita de bienvenida.

      ¡Y ya van dos comentarios de dos blogueras famosas! ¡Estoy que no quepo en mí...! :)

      Eliminar
  3. A esto no se llega tarde, se está o no se está.
    Siempre habrá alguien mejor que tu y por eso te esfuerzas, aunque por definición siempre habrá alguien peor.
    Disfruta de lo que haces y mucha suerte en los inicios ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Papalobo. Esa es mi intención, disfrutar y esforzarme. Ilusión no me falta. A ver si la mantengo como tú, que ya vas por el tercer cumpleblog. Felicidades.

      Eliminar
  4. Pues bienvenida y enhorabuena!
    Mucho ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      ¡Acabo de visitar tu blog y veo que tienes 4 hijos! El ánimo entonces todo para ti, que te hace más falta. ;)

      Eliminar
  5. Hola! De nuevo me siento identificada contigo, como comenté en otro post. Estoy intentando empezar con un blog y peco de todo lo que tú pero al cuadrado... ¡ya me gustaría a mí escribir como tú! Yo creo que todo el mundo que participa en la blogosfera puede aportar algo, por pequeño que sea. Buena suerte, lo haces muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el cumplido. Supongo que todas las madres nos vemos un poco desastrosas. Lo importante es que queremos a nuestros hijos con locura y nos esforzamos en mejorar cada día.
      Mucho mucho ánimo con tu blog, ahora me paso a visitarte. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hija mía, bienvenida!! Me siento totalmente identificada con este post. Ni pajolera idea de escribir, pero esto de sentirse arropada por la "tribu virtual" mola un montón!!

    Tienes un montón que aportar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Y además esta tribu virtual es más grande de lo que esperaba, qué bien.

      Eliminar
  7. Hija mía, bienvenida!! Me siento totalmente identificada con este post. Ni pajolera idea de escribir, pero esto de sentirse arropada por la "tribu virtual" mola un montón!!

    Tienes un montón que aportar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Es verdad que formar tribu con madres que te entienden y ven la maternidad de forma parecida arropa un montón. ¡Bienvenida a mi blog!

      Eliminar
  8. Me gusta el nombre de tu blog, y más tu presentación.
    Vamos a empezar a leerte... seguro que me engancho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, espero que sigas visitándome entonces.
      ¡Y bienvenida!

      Eliminar