domingo, 9 de diciembre de 2012

Juanito: desarrollo del lenguaje

Este mes mi pequeño cumplirá 22 meses. 


Aunque cada día va aprendiendo algo nuevo, durante el último mes hemos vivido un cambio importante: está empezando a soltarse a hablar. 

Nunca ha sido muy hablador. Tardó más de un año en decir mamá. Qué ilusión me hizo... hasta que descubrí que llamaba mamá a todo el mundo. Bueno, sólo a las mujeres. 

Fue adquiriendo vocabulario muy despacio. Lo entendía todo, eso sí. Y se hacía entender con sus cuatro palabras y señas. Decía: mamá, papá, sí, no, eso, allí, tá ahí, ahí stá, ós tá (dónde está), sheshe (leche), eta (galleta), ota (pelota), Taillú (Caillou) y aua (agua). Ah, y el nombre de Lagorda lo dice la mar de bien casi desde que nació. Cuando la oye llorar empieza a gritar su nombre con cara de preocupación y me señala como diciendo: "venga, mamá, ve a ver qué le pasa". 

El caso es que hace un par de meses que comenzó a intentar decir más cosas. Empezó a decir aiós (adiós), y hoia (hola), que ahora repite sin cesar cuando vamos por la calle (educado que me ha salido). Y en las siguientes semanas ha ido ampliando su vocabulario de un modo vertiginoso: tata (patata), uva, shosho (bizcocho), yaya y yayo (abuela y abuelo), ano (puede ser plátano o piano, según el contexto), eo máh (quiero más). Ah, y hace unos días me dejó muerta con un ¡eo anme! (tengo hambre).

Le enseñé a decir azul y ahora cada vez que le pregunto: ¿de qué color es esto?, él responde aaasúú. Cuando enseño por ahí su nueva gracia procuro señalar algo azul, para quedar bien y que parezca que se sabe los colores, jeje...

Otro salto importante ha sido el "yo". Hace un par de semanas, estábamos viendo fotos. Yo le iba señalando y él decía quién era. Cuando le señalaba fotos de él más pequeño, insistía en decir que era la hermana, hasta que señalé una foto reciente y me sorprendió diciendo "yo". No sé, no entiendo sobre desarrollo del lenguaje infantil, pero me parece que ser capaz de entender y decir "yo" es un gran paso.

Y desde entonces intenta repetir muchas palabras. Casi siempre las acorta y dice sólo la terminación, pero ha mejorado su capacidad de hacerse entender, lo cual me gusta. A la vez, de repente lo veo mucho más mayor, lo que me causa un sentimiento de pena-nostalgia muy tonto... Ay, mi bebé hace tiempo que dejó de ser un bebé y yo sin darme cuenta. 

Me imagino que no soy la primera que tiene estas emociones encontradas, ¿verdad?


6 comentarios:

  1. Que alegría corazón!! No sabes las ganas que tengo de que mi peque se exprese mejor porque hay veces que estaría genial saber qué le pasa. Cuando leo post como el tuyo me doy cuenta que mi peque está muy retrasada en cuanto al lenguaje, solo dice papa, mama, agua, ahi, no y si, aunque más no que si :) y tiene ya 26 meses :(. También escribí un post acerca de lo mismo http://criaraunbebedificil.blogspot.com.es/2012/11/tres-palabras-mama-papa-y-agua_7.html

    Un besote corazón!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila, me parece a mí que no hablan porque no quieren. Porque luego, de repente, empiezan a soltarse y ya no hay quien los calle... ;P

      Juanito también dice sí y no, sobre todo NO, como la tuya, jejeje. Procedo a editar...

      Gracias por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  2. "ota eta ate mama" =quiero otra galleta de chocolate mama! flipante! la verdad es que van a saltitos y B. está dando uno muy grande ahora...
    más contenta que estoy! aunque con el brote de dermatitis ha sido más triste que el año pasado..."pita mucho mami" "beso cura mami"
    que pena!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, lo de la galleta de chocolate... me parto, qué idioma tan lindo. Espero que se mejore pronto del brote. Entretanto, muchos besos de mami que lo curan todo. Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Qué bonito debe de ser escuchar las primeras palabras de tu hijo! A mí para eso aún me falta. Claro, según el padre dice mamá, de hecho lo dijo delante de mi madre y mi madre se tronchaba, jeje. Ya le expliqué que lo que hace es repetir la sílaba ma varias veces, pero no me cree, el tío, erre que erre que lo dice con toda la intención.
    Sí, supongo que asusta ver lo rápido que crecen. Ley de vida, ya se sabe. Yo tengo la impresión de que ya no recuerdo exactamente cómo era cuando nació, y no han pasado ni seis meses. Ainssssss...
    "Biquiños"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, se nos olvida demasiado rápido cómo eran más pequeños. Ley de vida...y falta de sueño, jejeje.
      Qué bien que diga mamá. Aunque no sepa lo que dice, siempre suena bien. Un abrazo.

      Eliminar