martes, 1 de enero de 2013

Mis propósitos de año nuevo

Como mujer olvidadiza que soy, me gustan las listas. No encajo para nada en el estereotipo ese según el cual las mujeres podemos hacer muchas cosas a la vez. Para nada, yo sólo puedo hacer una cosa, y aún así a veces me despisto... Por eso me gustan los plannings, los calendarios y las listas. Listas de la compra, listas de tareas que hacer, listas de regalos para Reyes que me faltan por encargar. Antes las anotaba en posits aquí y allá. Los posits se perdían, claro, pero...¿y el ratico tan bueno que había echado haciéndolas? ¿que hasta me había creado la ilusión de que era ordenada y todo?  

Me gusta hacer listas de propósitos, como los propósitos para el año nuevo. También me gustaría cumplirlas...

Pero bueno, como yo tengo mucha imaginación, voy a imaginar que este año tendré fuerza de voluntad para cumplirlas. 
Al menos algunas. Por lo menos una. 

¡Eso es, empecemos el año con ilusión y optimismo!. Aquí está mi lista de propósitos para el 2013.

1. No quedarme embarazada. Vale, esta es fácil, con esta puedo. 

2. Actualizar el blog al menos una vez por semana.

3. Pasar menos tiempo enganchada a la blogosfera, el tuiter y demás enganches del internet y dedicarlo a mi vida 1.0. Por ejemplo a mis hijos: jugar más con Juanito y dedicarle más atención a Lagorda

4. Conseguir equilibrar los propósitos 2 y 3 sin desequilibrarme yo por el camino.

5. Hacer deporte varias veces en semana. Hacer ejercicios de Kegel a diario. Hacer abdominales a diario... vale, eso ya es ciencia ficción, pero por soñar que no quede.

6. Cuidarme un poquito. Hidratarme a diario, especialmente la "barrigafofa" que se me ha quedado después del segundo embarazo.

7. Comer mejor. Más fruta y verdura. Menos carne, menos chocolate, menos bollería... uf, a quién quiero engañar, ésto no lo voy a cumplir. Sigamos.

8. Llamar más a mis amigas. Cuidar y cultivar mis amistades, que son pocas y me estoy aislando demasiado. 

9. Ponerme guapa, peinarme, maquillarme y salir por ahí sin niños de vez en cuando. Sienta bien y sube la moral.

10. Estudiar. Lo digo en serio. Me tengo que hacer un calendario y estudiar todos los días un rato. Menos blogosfera y más medicina. Soy médico en formación y me queda mucho mucho que aprender para hacerme especialista, así que tengo que ponerme las pilas ya. Porque cuando empiece a trabajar, sé que no voy a poder estudiar casi nada en casa. Ese tiempo será para mi familia. Así que debería ir adelantando ahora que tengo un poco más de tiempo. No quiero pasar lo que me queda de residencia agobiada y frustrada como madre y como residente.  

11. No quejarme por tonterías como que Juanito no quiere comer o que mi Santovarón tiene el día gruñón o que no duermo del tirón. El 2013 va a ser un año duro para muchas familias. Nosotros tenemos trabajo y dos hijos sanos y hermosos como dos soles. Somos muy afortunados.

12. Dar gracias todos los días por ello.


¡Feliz Año 2013 a todos!

11 comentarios:

  1. ¡Muy buenos propósitos! Ya verás que, con un poquito de voluntad, consigues cumplir casi todos. Digo casi, porque tampoco vamos a exigirte tanto, ¿eh? Algunos también me sirven a mí, voy a probar con cumplir hasta el cuatro y luego, si eso, me pongo otros propósitos sobre la marcha. El del deporte, quizás, que tengo la bici muerta de risa en el trastero, la pobre.

    ¡Saludos y feliz 2013!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Con cumplir la mitad me conformo, los más importantes. Es que otros me acompañan incumplidos año tras año y me daría penica separarme de ellos, jejeje...

      ¡Un abrazo y Feliz Año Nuevo!

      Eliminar
  2. Jajajajja me encanta tu primer propósito..es el clásico vale sin problema..jajaj..jqjaja. yo no le deseo el mal a nadie y menos a tí, pero a veces las cosas fallan y no.por falta de nedios sino porque "cada uno tiene los hijos que Dios le manda, no los que quiere", que es muy de abuela y que al parecer sigue vigente!! De todas maneras tu lista está muy bien, es complicadilla porque hacer el ascensor y eso con los Kegel es un rollo, pero está bien!! Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo yo que el método anticonceptivo que seguimos en casa desastre es infalible, aunque mi santovaron no está muy contento que digamos. No te digo más y lo digo todo... ;-P

      ¡Muchos besos y feliz año!

      Eliminar
  3. MAdre mía si me reconozco en cada uno de los propósitos hija mia!!! Bueno el de no quedarme embarazada nunca se sabe jajajaja... veremos a ver en qué nos queda, desde luego el de comer mejor tengo que empezar ya que llevo unas navidades que madre mía la lorza se lo está pasando pipa!
    Suerte y a por ellos!! Feliz 2013 ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, si es que algunos de los propósitos son grandes clásicos. Como el de adelgazar... ¡Si hasta las delgadas delgadísimas creen que les sobran kilos! Es que parece que nos gusta sufrir, no tenemos remedio ;P
      Muchas gracias por comentar y Feliz Año Nuevo a ti también.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Muy buenos propósitos!! El primero no es para nada de los típicos,jajaja ánimo! Tu puedes con ellos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, lo intentaré. Y si no, de sueños también se vive... El primer propósito parece de coña, pero es prioritario, que mi precaria salud mental, y mi barriga ultrafofa no resistirían indemnes otra ampliación de la familia. Ademas, que a este paso voy a hacer una residencia de 4 años en el doble de tiempo! Ya soy la vieja del grupo como para agravar mis estatus al de "la eterna (y vieja) R1"...

      Eliminar
  5. Todos esos propósitos son de bastante nivel!! Valor y al toro con los estudios! Y con todo lo demás si te quedan fuerzas con tus pequeños :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El estudio, ayyy... que sí, que ya me voy a poner a estudiar, de verdad de la buena. Bueno, es que es muy tarde, si eso ya mañana empiezo... ;-)

      Eliminar
  6. Hola! No conocía tu blog!!! he estado leyendo y me parece súper simpático!!!!
    Gracias por tus ánimos en el mío!
    ánimo tú con la guardería. Ser mamá si es verdad que tiene mérito... y tu doble!!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar