domingo, 10 de febrero de 2013

Mis conclusiones: guardería sí.


Primera lección: “Open your mind”. 

Las verdades absolutas no existen. Aunque leas mucho y te formes una opinión firme sobre algo,  luego la experiencia y el tiempo se encargarán de matizarla. Incluso de darle la vuelta. 

Antes de esta semana yo estaba convencida de que la guardería iba a ser buena para mí, no tanto para Juanito. Que las guarderías no aportan nada al niño que no le puedas ofrecer tú. Que si él pudiera elegir, se quedaría en casa.   

Bueno, pues los estudios y consejos de expertos están muy bien, pero son generales. Luego cada niño es un mundo, cada niño tiene sus ritmos y cada familia tiene sus particularidades y sus necesidades. Y resulta que Juanito me decía por las mañanas que quería ir al cole a jugar con los niños. Resulta que cuando lo recogía me pillaba una rabieta porque no se quería ir. Y que luego en casa comía genial y se iba a dormir la siesta enseguida, agotado y feliz. 

En cuanto al momento de la separación, a excepción de un par de días que se quedó lloriqueando,  no ha sido traumático. Lo ha aceptado bastante bien, no tengo la impresión de que se sintiera abandonado. De hecho, me veía pasar por allí de vez en cuando a lo largo de la mañana y me decía adiós con la manita, sin pillar rabietas ni querer irse conmigo. 

Así que, después de tantos miedos y dudas de madre primeriza e insegura, mi niño me ha hecho la decisión más fácil. Guardería sí. Me sienta bien y le sienta bien, al menos de momento. El día que me diga que no quiere ir, no lo llevo y punto. No quiero que lo perciba como una obligación o que le tome manía. 

Pero no todo es perfecto. No podía yo estarme quietecita y contenta. Quedarme tranquila, sin calentarme la cabeza. No, no tengo remedio. Yo soy más de estar en un sinvivir perenne de estrés e indecisión. Por eso, como las rutinas de actividades (en concreto, la tele) y otros aspectos de la guardería en cuestión no me acababan de convencer (muchos niños, juntos con los más pequeños… y el dinero también, no lo voy a negar, que es carilla), me pasé el Jueves por otra guardería de la que me hablaron hace poco. 

Me atendió la educadora que se encargaba de la clase a la que iría Juanito. Me transmitió muy buenas vibraciones. No sé si soy buena calando a las personas, pero la chica me encantó. Desprendía dulzura, paciencia y profesionalidad. Me explicó la rutina que tienen en la clase: primero una asamblea, luego psicomotricidad, juego libre, juego simbólico y para terminar “hacen unas fichas”. Esta rutina también me encantó. Cuando le pregunté por la tele me miró raro, como si le extrañara la pregunta, y me dijo que no tienen tele en el aula. Y lo que más me gustó: sólo tiene 5 niños en el rango de edad de Juanito. Es decir, con Juanito, serían 6 niños. ¡Una clase de 6 niños! Para mí, un lujo. Y encima, cuesta unos 70 euros menos al mes. 

Los contras: las instalaciones. El aula de 1-2 años es pequeña. Unos 20 m2 como mucho. Pequeña. 

En fin, mañana lunes voy a volver a visitarla con mi Santovarón a ver si a él también le da buena impresión. 

Como veis, soy un caso. Ahora que el niño está bien, aquí me hallo dándole vueltas al nuevo dilema. ¿Lo cambio de guardería, ahora que se ha adaptado a la primera y veo que le gusta?  ¿y si esta segunda no le gusta?  ¿con qué cara me presento yo el lunes a decirle a la profesora que no lo llevo más, con lo bien que se ha portado ella conmigo, que nos ha tratado como si fuéramos familia? ¿qué le digo, le digo en parte la verdad o me invento una excusa? 

Nota: No me toméis muy en serio, que exagero un poquitillo. En realidad estoy muy contenta, porque tengo opciones y las dos son buenas. En cualquier caso, acepto sugerencias. 

10 comentarios:

  1. Ajjajaj...yo creo que haces bien aunque te ralles pero ver la tv no me parece una actividad muy de guarde la verdad!!! besoo

    ResponderEliminar
  2. Sí que me rallo sí. Mi Santo dice que me tengo que cambiar el nombre de mamá-desastre a mamá-rallada, jejeje. Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Yo le matriculé en dos, la que más me gustaba y la que mejor nos venia, el 1º mes pagué las dos para probarlas...luego le borré de la otra (eso si a esos les dije mentirijilla por si me volvia a echar atrás,les dije que al final cogia excedencia)...poco economica pero es una alternativa...si tienes que volver a la guarde de ahora pq a Juanito no le guste siempre puedes decir que no lo has llevado por otro motivo y punto.
    A lo mejor en la nueva no te cobran el mes entero sino los dias que vayas, o te hacen unos dias de prueba...¡todo es probar!
    El horario de la nueva es bastante parecido al de la mia y creo qye un poco al de todas...pero en algunas no les ponen tanto nombre...
    En fin!que me alegro de que lo lleves bien!!
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que la profesora de esta primera guardería es muy amiga de mi tía, de modo que me ha tratado muy bien. Ella sabia que tenía mis reservas con lo de la guardería y se ha esforzado esta semana para integrar a Juanito. Por eso me da más apuro decirle que al final no vamos a seguir. Había pensado aprovechar que el niño se ha puesto malo de la garganta para ponerle como excusa el tema de las infecciones, o decirle que al final lo va a cuidar mi madre, no sé. El problema es que vivo en un pueblo, y es cuestión de tiempo que se entere de que lo he llevado a otra guardería. Pero mira, es mi hijo y es mi decisión, así que si se molesta pues nada, qué le vamos a hacer.

      Gracias por comentar, un abrazo.

      Eliminar
  4. Bueno, sí, encontrarás la manera. De todos modos, ahorrarse 70€ al mes es muy lícito, ¿no?, y queda mejor que decirles que cuestionas algunos de sus métodos. Lo importante es que estés a gusto con tu elección, y a Juanito (esto sobre todo) le guste.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había pensado no dar muchas explicaciones, pero supongo que algo le tendré que decir. Ya encontraré la manera, sí...
      Gracias y un abrazo!

      Eliminar
  5. ¡Hola! Bueno yo creo que estás en tu derecho de cambiarlo, si la otra te ha dado mejor impresión y además es más barata..solo que si piensas en el peque igual él ya está contento y feliz ahí...aunque de todas formas él ni se enterará y al cavo de un par de semanas estará super integrado también...máxime si la profe parece tan maja...
    Oye, y eso de la tele en la clase...¿para qué?

    Yo también tengo un blog, si te apetece leerme y que nos sigamos, te invito a que lo visites, un beso!
    http://mamicool19.blogspot.com.es/

    Mami cool

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso quiero llevarlo algún día a la nueva guardería antes de darme de baja de la otra, para ver si también le gusta. Porque al final, lo que más me importa es que él esté allí feliz. Y lo de la tele en la clase, pues les ponían vídeos educativos y luego algún cantajuegos. Yo creo que para rellenar un poco la rutina de la mañana y para tenerlos un rato más calladitos y tranquilos...

      Bienvenida, luego me doy una vuelta por tu blog. Un abrazo.

      Eliminar
  6. yo si el esta adaptado y le gusta no lo cambiaria, te sigo :) te invito a seguir mi blog http://laeleganciaesloultimoquesepierde.blogspot.com.es/ para estar en contacto, te espero. un abrazo de mami a mami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu consejo. Un abrazo y bienvenida.

      Eliminar