viernes, 1 de marzo de 2013

Resumen de febrero

Este mes de febrero hemos tenido unos cuantos acontecimientos en casa.

-Juanito ha empezado definitivamente la guardería. Al final me decanté por la segunda opción, y me alegro un montón. Enseguida le tomó confianza a su maestra y va de buena gana todas las mañanas. No ha llorado nada de nada y la maestra me gusta mucho. Me parece cariñosa y profesional. Se pasan la mañana haciendo distintas actividades y sólo hay 5 niños en la clase. ¡Un lujo!


-El segundo cumpleaños de Juanito. La familia más 
cercana y un par de amigos se vinieron a merendar. Hubo regalos, sandwiches, una tarta y me equivoqué con los globos. Lo normal, vamos. Juanito lo pasó muy bien. Vino su amiguito Javi y se pasaron el rato jugando juntos. Yo no disfruté tanto como me hubiera gustado porque me pilló con una amigdalitis con placas tremenda, como no he tenido nunca. 

-A los pocos días nos tocó celebrar mi 32 cumpleaños. Ahora el enfermo era mi Santovarón, con un gripazo del quince, y mi Juanito vomitó encima de los regalos al final de la velada. Aparte de eso, lo pasamos muy bien. 


-Lagorda está hecha una bestia parda. No para. Juanito le ha enseñado a gritar, y además empezó a gatear hace una semana. Se dedica a perseguir a su hermano por el salón y a coger juguetes para golpearlos contra el suelo. También le gusta bailar, en cuanto oye algo de música se pone a levantarse sobre su culete. Muy graciosa. Pero muy bruta también.


-Alimentación. Este tema y el sueño son mis frentes a mejorar. Juanito sigue siendo muy caprichoso y de poco comer. Y Lagorda apenas toma cuatro cucharadas de los pocos potitos que le doy... reconozco que estoy un poco perra con este tema y hay días que, entre el despiste que tengo y que la teta es muy cómoda, sólo le doy un potito... En cuanto al baby-led-weaning, está resultando un fracaso, porque le pongo cosas en la mesa y ella se dedica a volearlas o a desmenuzarlas con los deditos, dejando en cualquiera de los casos todo perdido. Eso sí, a la boca, nada de nada. Qué tía. Si yo le acerco un miajón de pan sí que lo mordisquea y se lo come con ganas, pero en cuanto se lo pongo en la mano, deja de comer. Es como si no se diera cuenta de que se puede llevar las cosas a la boca. 


-El sueño. Juanito se ha adaptado más o menos al paso a la cama. Eso sí, tenemos que quedarnos vigilando hasta que se duerme, porque si lo dejamos solo se levanta y se pone a jugar. Aunque se esté cayendo de sueño, si hay algo peligroso a lo que encaramarse, allá que va él.  Se sube en la mecedora de pie para llegar hasta el pomo de la puerta, se dedica a saltar en la cama cerca del borde, intenta subirse de pie en su caballito de madera para alcanzar la ventana... Si no me da un infarto antes, su ángel de la guarda se nos va a dar de baja por estrés laboral. En cuanto a la niña, lo del paso a la cuna ha sido un fracaso. Cuando estaba mala, porque estaba mala. Cuando estaba buena, porque yo tenía falta de sueño y pocas ganas de hacer "el traspaso". El caso es que sigue durmiendo en la cama conmigo, mamando varias veces por la noche. Y el pobre Santovarón se ha tenido que ir a otro cuarto. Bueno, no tan pobre, que él duerme del tirón...


-Vida sexual. ¿Lo cualo? ¿eso qué es lo que es?

-Infecciones varias. No levantamos cabeza. Hemos caído todos, y algunos varias veces. Tos, mocos, otitis, faringitis, exantemas víricos, gripe... Ahora mismo estamos malos el niño y yo, él con conjuntivitis y yo con gripe.

En fin, que esto es un no parar y tenemos muchas ganas de que pase esta racha. Aunque, por otro lado, me da pena que crezcan. El caso es no estar contenta con nada...

8 comentarios:

  1. le pusiste globos de 40???? jajajajajaja me parto!!!
    que bueno! de verdad!!
    debemos compartir cumple casi casi...pero yo los fatidicos 35...que bajón me da pensar en el termino "añosa" en fin!
    lo de saltimbanqui...el otro dia B subio la banqueta de auparse en el baño a la mesa de centro del salón y se sentó encima...y me llamó toda orgullosa..."mamá mira" increible!
    pero en la cama no se levanta...es un punto a favor!!
    que es el baby led ese???
    B no ató cabos que la comida era para comer hasta los 13 meses...se llevaba a la boca todo menos la comida! en fin!!
    FELICIDADES A LOS DOS! Y cuidado con los globos!!!jejeje
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, cogí la bolsa creyendo que traía 40 globos...jejeje.

      El baby-led-weaning es un método de introducción de la alimentación complementaria que pasa de los potitos y fomenta que los niños exploren la comida "normal" por sí mismos y que aprendan a masticar antes. En el fondo es lo que hacían nuestras abuelas, que se sentaban al niño en las rodillas y le dejaban que echara mano a la comida en la mesa, sólo que teniendo cuidado con el momento de introducción de cada alimento, claro. A mí me gustaba este método porque con mi Juanito nos encontramos con el problema de que poco después de cumplir un año, aborreció los potitos y no sabía masticar, con vómitos casi todos los días y quebraderos de cabeza por nuestra parte. Se supone que con el baby-led aprenden primero a masticar y luego a tragar. Eso sí, hace falta tiempo y paciencia. En fin, que no sé si me estoy explicando, Eloísa López, en su blog Una maternidad diferente lo explica muy bien.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Tu gorda va parejita a la mía. Un poco más chica, creo que es. Animo con el blw: no se le ve la gracia hasta que, un buen día, deja de masajear el brocoli (bien relajado que lo dejaba) y empieza a llevarselo a la boca y comer todo lo que le vas soltando en la trona, desde tomate hasta filete e pavo, pasando por Calabacin, lechuga o jamón! Garantizado!
    Hombre, no es como la que se come un plato de puré pero con lo que pilla va poniendo peso guay, gatea, se pone de pie y tiene un sentido del tacto que no veas xD.
    El paso a la cuna... para nosotros hubo un antes y un después desde que la niña duerme bocabajo. Si que sigue levantándose a mamar un par de veces, pero hemos hecho un "invento" poniendo la cuna en sidecar y duerme casi toda la noche ahí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Qué gracia tienes, que dejaba el brocoli relajado, dice. Casi tan graciosa como tu pediatra con aquello de que se le iba el alma a las verduras...;-P muchas gracias por el consejo, seguiré intentándolo, aunque mientras tanto le daré potitos, que no quiero que me coja una anemia... Ah, y tiene 8 meses y medio.

      En cuanto a la cuna, pues como así dormimos bien las dos, me parece que me voy a relajar y vamos a seguir colechando un poquito más... mi familia al principio se llevaba las manos a la cabeza, pero parece que ya han asumido que soy un poco "madre blanda y hippie" (palabras de mi padre)
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Yo también hago estos resumenes mensuales...el tuyo me parece genial!! Mi hija es de enero asi que es de la quinta de tu Juanito y nosotros tb tenemos que quedarnos con ella hasta que caer porque si no cantar y jugar pero de dormir nada de nada...Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa. Me consuela ver que no soy la única que tiene niños "poco dormilones", jejeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Veo que por aqui hay muchos peques de la misma quinta, los mellis son de febrero así que casi casi como tu Juanito.
    Estos resumenes son una idea genial para recordar los pequeños detalles mas adelante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo sobre los resúmenes o diarios, pero soy una perraca perezosona y no me acuerdo nunca de actualizar, ay...
      Besos!

      Eliminar