martes, 16 de abril de 2013

Operación "desenmadramiento" de Lagorda

Como contaba ayer, aún no he conseguido sacar a mi niña de la cama. En parte por mí, que estoy agustito con ella y me ha dado pereza. Y en parte por ella, que la cuna no le mola nada de nada. Lo intenté hace unas semanas sin éxito. Primero probé a que se durmiera directamente en la cuna, con caricias, nanas, todo lo que se me ocurría. Pero nada, se ponía de pie y me gritaba para que la cogiera. Luego probé a echarla ya dormida. La dormía como siempre y, cuando estaba profundamente dormida, la intentaba trasladar a la cuna. Pero en el momento en que su espalda tocaba el colchón se ponía a berrear como una alarma de incendios. ¿Os acordáis del juego de mesa ese que se llamaba Operación? ¿que pitaba la nariz del muñeco cuando fallabas? Pues igual. 

Al final,  estamos probando con la cuna en sidecar y por ahora está funcionando el invento. Se despierta 2-3 veces todas las noches, eso sí, pero le enchufo la teta y seguimos durmiendo. 


Por mí seguiríamos así, porque descansamos todos. El problema es que en breve empiezo a trabajar y voy a hacer guardias. Veinticuatro horas fuera de casa. Veinticuatro horas durante las que mi Santovarón se queda solo con Lagorda tetadependiente. Veinticuatro horas en las que, si no ponemos remedio, el pobre perderá los pocos pelos que le quedan. Por eso, me he puesto seria conmigo misma y he tomado una decisión. Aquí y ahora declaro inaugurada la operación especial (redoble de tambores):



DESENMADRAMIENTO DE LAGORDA 

Me he dado como plazo un mes. Los pasos son los siguientes:


1. Que aprenda a coger el biberón. Tengo varios con distintas tetinas. Probaré con mi leche, con leche de fórmula y con zumo. Mi técnica va a ser la insistencia, constancia o cansinez. 


2. Una vez que coja el biberón, pasaremos a la fase destete nocturno. Esto admite dos variantes: 


2.1. O bien intento que deje de mamar por la noche. Sería un sueño hecho realidad. Cosas de la vida, hace unos años soñaba con príncipes azules y ahora sueño con dormir del tirón... en fin. Había pensado probar a ir atrasando progresivamente las tomas. Que cene bien, luego le doy pecho a las 12 y después ir atrasando cada noche la siguiente toma. Es decir, dormir a la niña cada vez que se despierte con brazos, mimos y paseos. Esto implica pasar buena parte de la noche en vela. Noche tras noche. Conociéndome, al segundo día acabaré acostándome con ella y enchufándole la teta. Por eso, tengo más esperanzas en la segunda opción:


2.2. Sustituir tomas nocturnas por biberones. Una vez que haya cogido el biberón de día, no debería de ser difícil. Y una vez conseguido esto, ir aguando la leche noche tras noche hasta darle sólo agua. Suena factible, ¿no?


Sí, la teoría suena bien. Ya contaré cómo nos va la práctica...


16 comentarios:

  1. suena super factible! la clave es marcarse un plan, pq te d seguridad y después acaba saliendo mejor de lo que uno espera, a nosotros nos paso con la operacion chupete...de no cogerlo nunca se empezó a enganchar con 20 meses...nos fijamos unos objetivos, trazamos un plan que fuimos cambiando y en poco tiempo lo regaló ella... jeje
    No subestimes ni a tu marido ni a la gorda...pq se acostumbraran bien pronto...aunque te pese...:(
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus palabras de ánimo sí que me dan seguridad, ¡gracias! Mi marido sé que se acabará apañando mejor que yo, siempre lo hace... y aunque me dé penilla desvincularme de mi niña, por otro lado te confieso que también será una liberación...

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡Gracias, qué ilusión! Me siento halagada y avergonzada a la vez... :*)

      Eliminar
  3. No parece tarea fácil y y, la verdad, no tendría ni idea de cómo hacerlo, pero supongo que poco a poco se acostumbrará al cambio. Mucha suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco tengo mucha idea, voy aprendiendo sobre la marcha, jejeje. Besos.

      Eliminar
  4. yo te envío desde aquí mis mejores deseos.

    la verdad es q de noche todo parece más cuesta arriba y cansado. pero poco a poco y con fuerza de voluntad lo lograrás.
    así el pobre de tu marido conservará un poco más esos pelillos jejejejeje.

    besos y ya nos contarás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Espero que sea cuestión de tiempo y constancia. ¡Besos!

      Eliminar
  5. jeje... si te sirve de consuelo, aquí, una que dio biberón desde el primer día aún no ha tenido éxito en la operación desenmadramiento!!! No por el sueño y los despertares nocturnos, que eso lo llevábamos bien en su momento. El tema es que ese síndrome no se le pasa nunca!!! Eso sí... muchas suerte con las nuevas rutinas!!! Seguro que irá fenomenal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que me consuela, gracias. Además que tampoco quiero yo desenmadrarla mucho mucho, que luego me pongo celosa del padre, jejeje...

      Un abrazo y bienvenida por aquí.

      Eliminar
  6. A mi me costó mucho quitarle el pecho, y que cogiese biberón, parecía que no sabía comer de ellos. Los que me funcionaron fueron los de Dr. Brown, porque por el sistema que tienen la succión es más parecida a la que hacen en el pecho por el tema del vacío y tal. Y esto no es un comentario patrocinado, de verdad, sólo mi experiencia como madre desesperada cuando tuve que empezar a darle biberón! Y también ocurrió que cuando empezó con biberón y cereales por la noche, fue cuando empezó a dormir del tirón.
    ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el consejo. Precisamente llevamos ya una semana peleando con el biberón y no hay manera. He probado con el calma de medela, que se supone también que la succión es más parecida al pecho, pero no le gustó nada. Hasta ahora el que mejor coge (más bien muerde) es el de avent. No consigue tragar nada, pero al menos lo intenta. Así que estoy insistiendo durante unos días con ese a ver. Si me desespero, probaré el que me aconsejas. Gracias de nuevo y un abrazo!

      Eliminar
  7. Hola yo te aconsejaria que si hasta ahora tuvo pecho, no seas tu la que le de el biberón porque lo mas seguro que se enfade y no quiera porque no es tonta y sabe que tu tienes teta y la prefiere. Que sea tu marido el que le de los biberones... al menos hasta que se acostumbre. Y tampoco te recomiendo ir quitándoselo el día que no estes antes o después tomara del biberón pero para que quitárselo antes de tiempo? Muchísimo animo ya veras que no es tan difícil como pueda parecer. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo de que se lo dé mi marido lo había pensado, pero es que él pasa poco tiempo con ella, así que eso es complicadillo. En cuanto a darle o no biberones antes de que sea realmente necesario, pues es que mi intención no es destetarla ya. Sólo quiero que "aprenda" a beber en biberón, para que los primeros días y noches que se quede mi Santo solo con los dos niños sean menos duros para él. Y para recuperar un poco de libertad, no lo voy a negar, que tengo una cena en junio a la que me gustaría mucho ir...

      Gracias por los ánimos y un abrazo.

      Eliminar
  8. A ver, por donde empiezo.... primero decirte que no, todavia no tengo blog así que poco sabras de quien te da un consejo. Segundo, no soy anonimo, soy Martina. Tercero, pasa un poco de los consejos que te den incluidos los mios por supuesto. Cuarto, en casa no funcionó nunca lo de acostumbrar al biberón, si yo me voy de cena el padre se pasa la noche paseando a la tetadependiente. Coincido con Alba tu hija no entiende que "debe" cambiar bibe por teta. Yo empiezo el destete nocturno en 1 mes. Mucha, mucha, suerte y muchos,muchos,muchos ánimnos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Martina. Gracias por tu consejo. De momento, en este blog son bienvenidos los consejos, pues todos me aportan algo, aunque al final hago lo que me da la gana, claro. ;P
      Ya sé que es natural que mi hija rechace el biberón. Fíjate si lo sé que hoy, casi un mes después, aún no lo ha aprendido a beber en biberón. De hecho, estoy a punto de declarar fracasada la operación biberón y plantear un cambio de estrategia... a ver si saco un rato y lo cuento.

      Un abrazo y mucho ánimo con el destete nocturno. Por cierto, ¿cómo lo vas a hacer?

      Eliminar