miércoles, 12 de junio de 2013

El 8J: envidia envidiosa

Estos días las historias de mi blogroll tienen un tema estrella: el 8J, la megadesvirtualización bloguera, el evento del año.

Tiene pinta de haber sido la leche. Llevo un rato leyendo las experiencias de otros blogueros conocidos y me da envidia envidiosa de no haber podido vivir esta experiencia desvirtualizadora. 

Miento. En realidad, aunque hubiera podido, creo que no hubiera ido. Soy muy tímida y... tantas blogueras juntas, muchas de ellas blogstars, intimida. Intimida un montón. Tal vez para la próxima me atreva... si es que sigo por aquí, que tengo el mundo bloguero muy abandonado. 


5 comentarios:

  1. Te entiendo perfectamente. A mí también me da un poco de cosa eso de relacionarme socialmente entre blogueras... sobre todo en un evento tan multitudinario... a lo mejor si nos vamos conociendo poco a poco... No sé. Pero es verdad que leyendo las crónicas dan muchas ganas de montar algo.
    Por eso mismo, no te desconectes demasiado porque nunca se sabe... Tú eres de Granada, ¿no? Ahí lo dejo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, no vivo en Granada capital, pero sí que voy mucho por allí.
      Muchas veces sí que me gustaría que organizáramos una desvirtualización más reducida para conocernos las blogueras locales. Molaría mucho. Pero, por otro lado, también me gusta la libertad que me da el anonimato... En fin, ¡que estoy hecha un lío!

      Eliminar
  2. Anda ya!! yo estaba ahi para no dejarte solita :) dicen las de Malaga que hagamos un algo en verano. Quizas entonces...yo me volvi loca eh? me encanto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué apañá eres! Si hubiera ido contigo seguro que hubiera estado menos cortada... tal vez incluso me hubiera vuelto también un poco loca, jejeje. Lo de Málaga suena genial, avisadme que igual me animo! Besos

      Eliminar
  3. la próxima te vienes!. yo también soy muy tímida y lo pasé fatal, aunque Blog de Madre no se libró de mi friki asalto y se tuvo que hacer una foto conmigo !
    Eso sí, échale un ojo a la bolsa de los regalitos antes del control en el aeropuerto. El momento ' señora el Fairy no se puede pasar'... queda imborrable en mi recuerdo :D

    ResponderEliminar