viernes, 10 de enero de 2014

Mu loca

Rompo mi inactividad blogueril para dar una noticia: que estoy mu loca. 

No muy loca, no. 


"Mu" loca, que suena así como más loca y más inconsciente.


¿Por qué? 


Porque aunque muchos días siento que esto de la maternidad me desborda; aunque la mayor parte del tiempo no doy abasto con dos niños tan pequeños; aunque anhelo unas vacaciones en soledad. Aunque a veces pienso que no tengo madera de madre ni disfruto como debería de la maternidad... 


A pesar de todo esto, tengo momentos de debilidad mental en los que me planteo cosas mu locas. Cuando veo a mis niños jugando juntos (en realidad se pelean casi todo el tiempo), cuando los observo abrazarse, besarse. Cuando se duermen juntos, pegaditos a mí,  en la "cama gande" y disfruto de un momento de paz y felicidad... En estos momentos me enajeno, me vengo arriba y le digo a mi marido:


-¡Vamos a tener otro!


Al día siguiente, cuando empezamos otra vez con la vorágine de cansancio, gritos, no dar abasto y querer huir lejos, pues suelo cambiar de opinión.


Pero claro, sólo hace falta un momento de enajenación mental y un marido dispuesto. Sólo hace falta una vez, una sola. 


Y así, me he embarazado otra vez. 


Y como soy "mu" loca y "mu" inconsciente, además de acojonada, nauseosa y somnolienta, estoy muy ilusionada.